Cómo contar cartas en el Blackjack

El conteo de cartas en el BlackjackNingún casino ni casa de apuestas puede sobrevivir si las probabilidades no se ponderan ligeramente a su favor. Las probabilidades - o la ventaja de la casa - SIEMPRE van en beneficio del casino. Al fin y al cabo, es un negocio para hacer dinero. 

Esto no significa que usted deba abstenerse de jugar al blackjack. Si comprende totalmente la estrategia del juego y domina el conteo de cartas, tiene la oportunidad de ganar dinero. 

La ventaja de la casa en el blackjack radica en el hecho de que la mano del crupier siempre se juega la última. Si el jugador supiera el valor final de la mano del crupier antes de apostar en su propia mano, la ventaja se decantaría a favor del jugador. 

Contar las cartas puede igualar las probabilidades 

El Blackjack es uno de los pocos juegos de casino en el que los acontecimientos pasados y futuros tienen efecto en el presente. Esto no ocurre en la ruleta, por supuesto, ya que cada giro de la rueda queda completamente al azar. A pesar de que el blackjack se juega en varias mesas del casino, las cartas que aún quedan en la baraja son importantes. Por ejemplo, si se sacan muchas cartas de poco valor, quedarán un montón de decenas en la baraja, con lo que la situación es beneficiosa para el jugador. Si se han sacado un montón de decenas, a continuación, la ventaja es para el crupier. 

El conteo de cartas sólo es realmente útil en juegos en los que hay muchos jugadores en la mesa. Si está sólo en la mesa con el crupier, el conteo de cartas no sirve para nada. Si está jugando con un cierto número de personas, es necesario contar 1 por cada dos, tres, cuatro, cinco o seis que salgan, y -1 por cada diez, jota, reina, rey o as. Una vez que haya conseguido totales altos y positivos, ya sabe que las probabilidades han oscilado a su favor, y es hora de elevar su apuesta. Este es el sistema básico de contar cartas. 

La práctica lleva a la perfección 

Se necesita tiempo para conseguir un conteo de cartas con maestría y tiene que ser sutil al respecto. Si bien no es ilegal contar cartas, a los casinos, generalmente, no les gusta que se haga y si lo detectan, puede que le “inviten” a abandonar el local. Al principio, sólo tiene que dominar las matemáticas sin preocuparse por el tamaño de su apuesta. Una vez que sienta que se ha convertido en un buen contador de cartas, ponga en marcha su plan. Comience con un sistema simple como el que se hemos indicado anteriormente (conocido como Hi / Lo) y luego cambie a sistemas más complejos y rentables, como el sistema de Cuenta Verdadera. 

Una vez que domine el conteo de cartas realmente podrá apostar al blackjack.